lunes, 29 de julio de 2019

Antiguo Egipto: La escritura

Los egipcios inventaron una forma de escritura muy elaborada basada en los jeroglíficos, tienen dos tipos de símbolos: los ideogramas que hacen referencia al objeto y los fonogramas que son símbolos fonéticos. En este libro que saqué de la biblioteca de Cabanillas nos lo explica.



En el libro que nos trajo Adrián Baldominos podemos ver claramente estos dos tipos de símbolos que podemos encontrarnos en los jeroglíficos. Como veis, en el primero cada símbolo hace referencia a palabras determinadas mientras que en el segundo cada símbolo se corresponde con cada una de las letras  de nuestro alfabeto.




Y Clara nos trajo un abecedario con sus correspondientes símbolos jeroglíficos .



Los escribas eran los encargados de aprender la difícil escritura jeroglífica, eran pocos los que sabían hacerlo. Durante más de diez años iban a una escuela especial para aprender a escribir de esta forma.


Los escribían sobre papiros y se guardaban enrollados. Imaginaos una biblioteca egipcia llena de rollos en lugar de libros.



Marco hizo en su casa algo similar a lo que hacían los escribas.


Ya sabíamos, por el libro que compartió con nosotros Alejandro, que los faraones tenían dos nombres que hacían escribir sobre unos cartuchos. 
Una de las actividades que hicimos fue traer su nombre escrito en uno de estos cartuchos, y así tener escritos de esta manera los de todas las niñas y niños de Infantil, que ahora adornan nuestro distribuidor.



Conocimos al francés Jean-François Champollion, que fue quien consiguió descifrar la escritura jeroglífica a partir de la piedra Rosetta (se llama así porque los soldados franceses la encontraron en el pueblo de Rosetta), ahora se encuentra en el museo Británico de Londres.


Esta piedra tenía el mismo texto en tres escrituras diferentes: jeroglífica, demótica (escritura cursiva egipcia) y griega; Champollion logró descifrar estos misteriosos jeroglíficos basándose en el griego.
Pudimos ver una fotografía de la piedra en este enorme libro que compartí con ellos.


Rubén nos trajo dos marcapáginas, hechos simulando el papiro, que tenían símbolos jeroglíficos.
El papiro se fabricaba a partir de una planta con el mismo nombre que abunda en las orillas del Nilo.


En el gran mural de Mario también había un apartado dedicado a la escritura egipcia, todo nuestro abecedario con su correspondiente símbolo jeroglífico en letras móviles para poder poner nuestros nombres.


Os dejo un vídeo de art attack por si os animáis a hacer algo parecido al papiro egipcio con vuestros hijos.


Espero que os haya gustado este paseo por la escritura egipcia.
¡A seguir disfrutando de las vacaciones!
Aprovecho para dar la enhorabuena a los papás de Rubén, que ya nació su hermanita Nela.
Besos

2 comentarios:


  1. Madre mía Mariaje!! Pues sí que aprendisteis cosas en tan poco tiempo. Normal que a los padres sean ellos los que nos expliquen las cosas.
    Esperamos que estés pasando unas estupendas vacaciones. Feliz Verano!!
    Un abrazo. Marco y su familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, Jesús, entre todos es fácil aprender tanto, cada uno se fija en algo que tiene que ver con el tema y entre todos tenemos muchísima información, que además recordamos por quién la trajo al aula.
      Espero que estéis disfrutando también vosotros, de las vacaciones y de vuestros hijos.
      Un abrazo enorme para los cuatro.

      Eliminar