domingo, 17 de noviembre de 2019

Visitamos el Museo del Ferrocarril

Hemos comenzado con nuestro proyecto sobre los trenes y lo hacemos yendo al Museo del Ferrocarril en Madrid, a la estación de Delicias; vimos que se llama así porque está en el Paseo de las Delicias (pudimos ver el rótulo con el nombre de la calle).


Es una visita fantástica en la que un guía nos enseña, en este caso fue Pilar, todo lo que contiene este museo, que es bien interesante.

Foto tomada de la página del Museo

Subimos a un tren de vapor, donde vimos la caldera en la que se echa el carbón que al quemarse calienta el agua de unas turbinas que provoca el movimiento del tren.



También nos enseñó Pilar las vielas y los pistones, que son otros elementos importantes para que el tren se mueva. Y nos dijo que esos números que hay en el lateral son como la matrícula de esa locomotora, el 040 indicaría que tiene cuatro ruedas grandes y ninguna pequeña ni delante ni detrás.



Vimos que las locomotoras tienen nombre, nos hizo mucha gracia el nombre de esta: "Pucheta".



Nos gustaron mucho las maquetas de trenes eléctricos, con trazado de vías, pudimos ver su recorrido y su paso por las  estaciones.



Esta maqueta de locomotora de vapor es una pieza destacada del museo, imita exactamente el mecanismo de este tipo de trenes.



Pudimos asomarnos a este precioso tren de madera en el que los distintos coches (que es así como se llaman los vagones de los trenes de pasajeros, en los mercancías sí que se llaman vagones) parecían cada una de las habitaciones que tenemos en nuestras casas: La cocina, el dormitorio, el comedor...



También vimos un coche restaurante muy lujoso.



Nos detuvimos en una locomotora eléctrica, supimos que esas barras en el techo se llaman pantógrafo y el cable eléctrico a lo largo de  toda la vía es la catenaria.



Y subimos al tren Talgo. Este tren tiene una locomotora diesel, utiliza gasolina como combustible. Fue muy importante en el mundo de los trenes porque ya podía ir a mucha velocidad.


También vimos otro tipo de vehículos especiales, estos se utilizan para reparar las vías. Pilar nos explicó que ese camión tiene de particular que puede moverse  a lo largo de la vía pero también por carretera, sólo hay que cambiarle las ruedas para que pueda hacerlo.



Si te apetece seguir explorando, en este enlace puedes ver toda la colección del museo.

Hicimos una parada para subirnos a un tren muy especial situado en el jardín del Museo, allí nos estaba esperando el jefe de estación que nos dio las instrucciones precisas para subir a bordo del tren.
¡Qué viaje más divertido!



Y aquí estamos, cansados pero felices, justo antes de subir al autobús y volver a Cabanillas.



¡Nos ha gustado mucho conocer el Museo del Ferrocarril!
Seguro que ya sabéis mucho de lo que cuento aquí.
¡A recordar juntos la visita!
Un abrazo

jueves, 7 de noviembre de 2019

Esos enormes dinosaurios

El curso pasado también anduvimos enredados con los dinosaurios. Nos encantó acercarnos a estos gigantes que vivieron hace muchos, muchísimos años; cuando todavía no había hombres en la Tierra.
Y comenzamos yéndonos de excursión al Museo de Ciencias en Madrid, ¡qué emoción!, era la primera vez que hacíamos una excursión tan lejos.



Allí pudimos ver muchos esqueletos de dinosaurios y Nuria, nuestra guía en el museo, nos enseñó a diferenciar unos de otros fijándonos para ello en los dientes, en los ojos, en la forma de la cabeza, en cómo era su cuerpo...


Nos dimos también un paseo por toda la sala de los dinosaurios y pudimos ver qué diferentes eran unos de otros.



Con este libro que compartí con ellos pudimos recordar cómo era el Museo y todo lo que encontramos allí.


Después de ese día comenzaron a llegar libros a clase sobre este tema, aquí podéis ver algunos de los que pudimos ojear y con los que aprender sobre estos animales.



Aprendemos también lo que es un índice y lo útil que resulta para buscar el dinosaurio que queremos ver, en la foto de arriba están ojeando el índice del libro que trajo Javier y Manu nos está mostrando el de su libro.


¡Mirad cómo estaba nuestra biblioteca de aula! 


¡Y cómo disfrutaron yendo a ojear libros allí!


En el libro que trajo Rocío también nos paramos a ver fósiles, les encantó saber que los trilobites fueron los primeros animales conocidos.



Yo les traje otro libro en el que se explica muy bien qué es un fósil.


También vimos un vídeo que ya compartí en otra entrada sobre este tema.

Y trajimos algunos para ver en clase.



Atenea de 5 años B y prima de Darío también nos trajo muchos que recoge en el campo con su padre, y nos regaló uno a cada uno. ¡Muchas gracias, Atenea!


También llegaron a clase murales e información que habían buscado en casa con su familia, alguna de esta información la organizamos en clase para poder exponerla en el aula:



Dibujos o trabajos plásticos de dinosaurios, que hicieron en clase o en casa:




Y las fotos de Manu y Lucas de su visita a Dinópolis, en Cuenca:



Que dejaron así de bonito nuestro rincón del proyecto:


Hasta algún puzzle nos trajo Adrián, que fue todo un reto montar, ¡pero no hay nada como el trabajo en equipo para conseguirlo!:



Y dinosaurios, muchos dinosaurios:


Algunos no pudimos exponerlos juntos porque descubrimos que no había mamuts ni hombres en la época de los dinosaurios. Nos dio para hablar sobre ello, que también era importante, pues a veces alguna de las películas que ven les lleva a esta confusión.


¡Mirad nuestra mesa del proyecto!



Hasta Lucía de 5 años B trajo un dinosaurio para cada uno que poderse llevar a casa. ¡Muchas gracias, Lucía!



Pudimos comparar los dinosaurios con las fotos e ilustraciones de los libros, aunque supimos que por fuera no está nada claro saber cómo eran; la forma de su cuerpo sí porque están los fósiles pero de qué color era su piel o el color de sus ojos ya es más difícil.



Y bailamos con la profe Bea y sus alumnas y alumnos de 2º de Primaria (estuvieron en Infantil conmigo ¡ains, qué mayores se han hecho!):



¡Uff, qué completo nos quedó el proyecto!
 No me canso de repetirlo, sin vosotros nada de esto sería posible.
¡¡¡Mil gracias, familias, por vuestra colaboración!!!

Un abrazo